'El juego del calamar' y la generación nostálgica | moderbord

'El juego del calamar' y la generación nostálgica

La serie 'El Juego del calamar' podría convertirse en la más vista en la historia de Netflix, ¿por qué?

¿Por qué es tan popular la nueva serie de Netflix El juego del calamar? A estas alturas, seguro ya escuchaste sobre ella, y aunque no la hayas visto ni tengas intención de hacerlo, las redes sociales y tus amigos seriéfilos te han enterado de la sensación de esta temporada. En realidad, no se trata ni de lejos de la mejor serie de Netflix, que acaba de estrenar Misa de medianoche del gran Mike Flanagan, quien ha vuelto a fascinar al mismísimo Stephen King y a los fans del género de terror con su más reciente trabajo. 

La respuesta a la pregunta planteada al inicio es sencilla: la nostalgia. El juego del calamar debe su éxito a que somos la generación más nostálgica en décadas. Cualquier serie que nos recuerde nuestra infancia va a llamarnos la atención. No importa que su tema sea poco novedoso: Hwang Dong-hyuk declaró que se inspiró en los mangas de Battle Royale, As the Gods Will y Alice in Borderland para concebir El juego del calamar. Los tres han sido adaptados al cine y a la televisión. Los primeros dos han sido adaptados en sendas películas y Alice in borderland tiene una serie en Netflix. 

En occidente tenemos Saw y Los juegos del hambre, así que El juego del calamar no es precisamente la serie más original de los últimos años. Sin embargo, la idea de convertir los juegos de la infancia en situaciones límite donde los concursantes pueden perder la vida, además de exponer una realidad que se ha vuelto invisible para los surcoreanos y los observadores externos, que solo vemos la mejor cara del país asiático, resulta novedoso e inquietante.

Y es que con el cine comercial sucede siempre lo mismo: es un espejismo que desaparece en cuanto nos frotamos los ojos. Sí: en Corea también hay pobres. Esto lo había expuesto magistralmente Bong Joon-ho en Parásitos, sobre todo la enorme desigualdad entre los ricos y los pobres, condenados a vivir en barrios casi subterráneos en tanto los primeros se han vuelto ociosos e ingenuos. 

Pero ¿de qué va El juego del calamar? Un grupo de personas con problemas económicos son reclutados para participar en juegos de supervivencia. El protagonista es Seong Gi-hun, un adicto a los juegos de azar que tiene una hija a la que casi no puede ver debido a su precaria situación. En una de sus correrías, apuesta el dinero de su anciana madre y gana en las carreras de caballos, pero lo atrapan unos matones a los que les debe y termina solo en una estación del metro. Entonces se le acerca un sujeto misterioso que lo invita a jugar. 

Seong Gi-hun y los otros participantes reciben una extraña tarjeta con unos símbolos y un número para comunicarse y recibir instrucciones. Aquí es donde comienza la magia de El juego del calamar. Desde la primera prueba Hwang Dong-hyuk muestra sus cartas: sangre, violencia extrema y mucha intriga. Conforme avanza la historia también conocemos a personajes entrañables y a otros que nos resultan antipáticos. Igual nos queda claro que el director se ha guardado un par de cartas que se revelan hacia el final en giros que serían inesperados de no ser por la enorme cantidad de spoilers que circulan en las redes. 

El juego del calamar es protagonizada por Jung Ho-yeon, Park Hae Soo, Lee Jung-jae, Wi Ha-joon y Yeong-su Oh, entre otros. Consta de una temporada de nueve capítulos con una duración de 32 minutos a una hora con un minuto. Contiene lenguaje inapropiado, violencia, sexo, desnudos, suicidio y consumo de tabaco. 

Autor
Escritor y amante de las causas perdidas. Pero no es la razón por la que estoy aquí. Simplemente vine a pasármela bien.