Mejor mira esto: Stray | moderbord

Mejor mira esto: Stray

Mejor mira esto es una serie de textos quincenales dedicados a recomendar películas fuera de las tendencias y los algoritmos. Esta semana es el turno de Stray, un documental que comienza con tres perros callejeros de Estanbul, pero trata de mucho más.

Voy a ser honesto: a pesar del propósito que tiene esta serie de textos, Netflix ha hecho muy difícil en las últimas semanas recomendar algo que no sea parte de su catálogo. Pero vamos, sigue siendo la plataforma de streaming líder y su reinado no está bajo amenaza (aún, pues Amazon y Warner sí que pisaron el acelerador esta semana). Sólo diré que, por mucho que adoré La familia Mitchell vs. las máquinas, dudo que le haga falta mucha promoción. Lleva semanas en el top 10 de la plataforma.

Así que, volviendo al punto de que hay tan distintos tipos de plataformas de streaming como para darle juego a todas, volví a echar un ojo a los estrenos que pasaron desapercibidos en otros lares. También recomendaría la estrafalaria producción con aspiraciones a película de culto llamada Una sombra en la nube, si no fuera porque el star power de Chloë Grace Moretz la impulsó a los primeros lugares de ventas en iTunes.

Por fortuna, fue así como me topé con la belleza a continuación. Después de dos salidas en falso (fue programada por la plataforma en dos ocasiones y retirada en el último momento), finalmente se estrenó lo que, en la superficie, parecería un documental acerca de perritos callejeros. Pero es sobre mucho más que las andanzas de nuestros amigos caninos.

Stray ¿De qué va?

Premiado como Mejor Documental Internacional en el Festival Internacional de Cine Documental de Canadá Hot Docs 2020 (el mayor festival de cine documental en Norteamérica), Stray parte de una curiosa premisa.

En Estambul, la ciudad más grande de Turquía, existe desde 2004 una ley que prohíbe la crueldad en contra de los animales callejeros, sacrificarlos o mantenerlos cautivos. Es decir, los perros callejeros son libres para andar a sus anchas sin que los ciudadanos los maltraten.

Así, Stray adopta como sus protagonistas a los perros Zeytin, Nazar y a una cachorrita, Kartal. La cámara de la directora Elizabeth Lo (quien también filma, edita y coproduce el documental) se siente en sí misma como un perro, “andando” siempre a la altura de su mirada. Tampoco hay una voz en off narradora, así que la historia es, en principio, contada únicamente por los recorridos de los animales por las calles.

A los pocos minutos del documental descubrimos que estos canes comparten su condición con alguien más: un grupo de jóvenes inmigrantes sirios, quienes duermen en las calles y ocupan ilegalmente edificios abandonados para sobrevivir. Sin embargo, ellos no tienen tanta suerte, pues a menudo les son negados la comida y el techo.

Estos personajes entran y salen de la trama, pues la cámara sigue primordialmente al trío de perros. Sin embargo, sus eventuales reencuentros ponen de manifiesto, por vía de la edición, que Stray no sólo trata sobre la vida de sus perros, sino sobre la vida de quienes no tienen poder, en la marginalidad. El documental lentamente teje estos paralelismos e invita preguntas sobre los retos y contradicciones de una sociedad que brinda tales cuidados a sus animales callejeros, pero no así a su comunidad migrante.

La laxitud con la que Elizabeth Lo traza su narración acaba por dotarla de múltiples facetas y lecturas. La situación no es tan desoladora del todo: a final de cuentas, estos mismos perros son el reflejo mismo de una vida capaz de florecer en los márgenes, si tan solo la sociedad misma le brinda apoyo.

Y claro, la ternura manifiesta de los perritos hace más fácil aprender de ellos, como bien nos invita una frase del filósofo Diógenes de Sinope en los primeros segundos del metraje: “El ser humano vive de una forma hipócrita y artificial, y haría bien en estudiar al perro”. Zeytin, Nazar y Kartal rondan protestas callejeras, disputas maritales y debates políticos, pero desde la perspectiva de estos cuadrúpedos, son cosas que no importan mucho. Hay cosas de una “vida de perro” que bien valen la pena.

Stray está disponible para rentar y comprar en iTunes. 

Lee también: Mejor mira esto 6: Hail Satan?

Autor
Este no es el droide que estás buscando. Editor de Filmelier.com y crítico de cine publicado por Empire, Revista Encuadres y el Festival de Cine de Los Cabos, entre otros.