'Hellbound' o las trampas del fanatismo religioso | moderbord

'Hellbound' o las trampas del fanatismo religioso

En 'Hellbound', los personajes se encuentran atrapados en el dilema que implica una falsa felicidad basada en la mentira o el sufrimiento que implica dar a conocer la verdad. 

Acaba de estrenarse en Netflix la serie surcoreana Hellbound, de Yeon Sang-ho, el director de Train to Busan, que vuelve a sorprender con otra de sus creaciones, esta vez una adaptación de un webtoon en el que retoma un tema que ya había abordado en su película animada The Fake: el fanatismo religioso

Desde su primera cinta, The King of Pigs, Yeon Sang-ho ha dejado clara su intención de afrontar de manera directa y sin eufemismos ciertos temas como el bullying o el mencionado fanatismo religioso. Si bien su película más conocida es Train to Busan, hay que decir que esta no es precisamente la mejor de su filmografía. Sus dos primeras cintas, ambas animadas, son verdaderas joyas que no han tenido suficiente atención por parte de la crítica, igual que Seoul Station, la precuela de Train to Busan. Pero con el boom de El juego del calamar resulta difícil que le suceda lo mismo a Hellbound,  que expone una realidad, poco visible a la distancia, del país asiático. 

Lee también: Oficial: 'El juego del calamar' es el lanzamiento más exitoso en la historia de Netflix

Parasite, de Bong Joon-h; El juego del calamar, de Hwang Dong-hyuk, y Psychokinesis del propio Yeon Sang-ho, exhiben la desigualdad social, la precariedad y la difícil situación económica que padecen no pocos surcoreanos, y The Fake y Hellbound el fanatismo religioso y las oscuras organizaciones que lo exacerban aprovechándose de la ignorancia de sus seguidores. 

Hace poco en Corea del Sur la llamada Iglesia de Jesús Shincheonji estuvo involucrada en una polémica debido a que se convirtió en el principal foco de contagio de Covid-19. Incluso su fundador, Lee Man-hee, quien es considerado el nuevo Mesías entre sus creyentes, enfrentó cargos criminales por presuntamente haber obstruido los esfuerzos por contener la pandemia en dicho país, pero fue absuelto. 

En Hellbound, una secta cobra relevancia tras la aparición de unas implacables criaturas que cumplen la condena de un supuesto ángel, quien anuncia el día y la hora en que la persona enjuiciada será llevada al infierno. En este punto, Yeon Sang-ho es deliberadamente ambiguo. No explica mucho y se centra en la manipulación de este hecho que hacen los adeptos de la secta, para quienes las víctimas son pecadores y las criaturas una manifestación divina, de tal modo que los seis episodios de la serie pueden verse como un tratado sobre el fanatismo religioso y el encumbramiento de las sectas en situaciones límite, las cuales dan sentido a sus dogmas y reconfiguran las jerarquías sociales empoderando a una nueva élite religiosa. En este sentido, los personajes se encuentran atrapados en el dilema que implica una falsa felicidad basada en la mentira o el sufrimiento que implica dar a conocer la verdad

Hellbound es una serie original de Netflix dirigida por Yeon Sang-ho. Está protagonizada por Yoo Ah-in, Kim Hyun-joo, Park Jeong-min, Won Jin-a, Yang Ik-june, Kim Do-yoon y Kim Shin-rock, entre otros. Consta de seis episodios de entre 42 min y 1 hora. Contiene lenguaje inapropiado, violencia, sangre y consumo de tabaco. 

Autor
Escritor y amante de las causas perdidas. Pero no es la razón por la que estoy aquí. Simplemente vine a pasármela bien.