'Ghostbusters: Afterlife': ya la vimos y te decimos si vale la pena (sin spoilers) | moderbord

'Ghostbusters: Afterlife': ya la vimos y te decimos si vale la pena (sin spoilers)

La nueva entrega de los Cazafantasmas es dirigida por Jason Reitman, quien continúa la saga creada por su padre en los años 80.

Este 17 de noviembre se estrenará una de las películas más esperadas por muchos: Ghostbusters: Afterlife. El nuevo filme se situa luego de la muerte de Egon Spengler, quien al fallecer le deja su granja en Summerville, Oklahoma, a su hija Callie (Carrie Coon), quien guarda un gran rencor a su padre por haberla abandonado todos estos años.

Tras ser desalojada, Callie se ve obligada a mudarse a esta granja con sus hijos Trevor (Finn Wolfhard) y Phoebe (McKenna Grace). Al llegar al antiguo hogar de Spengler, Phoebe empieza a descubrir quién fue en realidad su abuelo y todo lo que implicó su muerte al desenterrar un pasado que muchos creían que nunca volvería.

Tuvimos la oportunidad de ver la película antes de su estreno, por lo que les contaremos todo sobre esta (sin spoilers), lo que podrán esperar y si vale la pena ir a verla a las salas de cine o no.

Es muy importante resaltar que está cinta fue dirigida por Jason Reitman, hijo de Ivan Reitman, quien dirigió las primeras dos partes de los Cazafantasmas en 1984 y 1989. Jason Reitman pudo reflejar muy bien la magia de esta historia, logrando una tercera parte perfectamente ejecutada, que le hace justicia a las primeras películas. La influencia de su padre está bien impregnada y logró llevar esta nueva cinta a un nivel mucho más alto.

Al inicio de la película podemos ver a Egon antes de morir. Sin embargo, nunca le vemos la cara. Por si no lo sabían, el actor que interpretó a Spengler, Harold Ramis, murió en 2014, por lo que “verlo” al empezar el filme, genera una mezcla de sentimientos que logran capturar al público desde el primer instante hasta que ocurre su lamentable muerte.

En segundo lugar, nos presentan a la familia de Spengler, a Callie y sus hijos Trevor y Phoebe, quien es la estrella de esta historia y quien lleva las rindas de principio a fin. Phoebe, quien es interpretada por McKenna Grace (también actuó en la película Cómo ser un Latin Lover, de Eugenio Derbez), quien logra una actuación de primer nivel y consigue reflejar la auténtica personalidad de su abuelo, pues a lo largo de película, va entablando una conexión con su fallecido abuelo.

Es super importante resaltar que es increíble que nuestra protagonista sea una niña que ama la ciencia, ya que nuevas generaciones de niñas que vean esta cinta sentirán admiración por este personaje y las impulsará a querer ser científicas cuando crezcan. Esta película, sin duda, será un parteaguas para las mujeres del futuro que quieran estudiar ciencia. 

De igual manera, vemos a nuevos personajes que a lo largo de la historia, se convierten en una especie de nuevos cazafantasmas, y cada uno de ellos casualmente, tienen una personalidad muy parecida cada uno de los Ghostbusters originales. Ellos son Trevor, Podcast, el amigo que hace Phoebe cuando empieza su escuela y Lucky, la chica que le gusta a Trevor. Por como se desarrollan los eventos al final de esta cinta, se podría decir que ellos pueden ser la nueva generación de cazafantasmas.

Y hablando de los cazafantasmas originales, ¿aparecerán en esta nueva entrega? Si vieron el último trailer, tenemos un vistazo de lo que podría ser Venkman, Ray y Winston, es lo único que diremos al respecto. 

Asimismo, en el trailer aparecen los “perros” en los que se convierte Dana y Louis en primera película, por lo que volveremos a ver varios elementos icónicos de las citas de los ochenta.

Finalmente, Ghostbusters: Afterlife es un filme que revivirá la nostalgia de quienes eran niños cuando se estrenaron las dos primeras y que llevarán a sus hijos al cine para que se puedan relacionar tanto con estos nuevos personajes como con las películas originales. Es una historia que muestra las relaciones familiares y las conexiones que podemos hacer con nuestros seres queridos, aun después de la muerte. Sin duda es una película que te va a divertir, te hará llorar y te emocionará al máximo y que conectará con las viejas y nuevas generaciones.

El elenco de Ghostbusters: Afterlife lo complementan Sigourney Weaver y Paul Rudd, quien recientemente fue nombrado "el hombre más sexy del mundo" por la revista People.

Autor
Comunicadora y periodista de profesión, cineasta de corazón. Apasionada del cine, la música, el teatro, la ópera y de contar historias